Con el paso del tiempo, los vínculos afectivos y sus muestras a través de los regalos han cambiado. En otros tiempos, un regalo ostentoso, llamativo y que acentuara la belleza del ser regalado era casi una ley labrada en piedra; joyería, relojes, ropa de gala o una cena elegante eran los preferidos del 14 de febrero. Los márgenes del amor estaban muy bien trazados. 

Por fortuna, eso ha cambiado, y hoy los obsequios del día del amor tienen un matiz de utilidad, diversión, y multifuncionalidad. Esto ha hecho que durante las dos últimas décadas, los smartphones sean uno de los regalos preferidos entre las parejas del presente, especialmente aquellos que albergan diseño, rendimiento y funcionalidad en un sorprendente equilibrio de calidad y precio. 

Sin embargo, eso no nos exenta de la tarea de pensar muy bien en que ese smartphone sea sorprendente, inspirado en lo que le agrada a la persona, en consonancia con lo que necesita, le inspira y divierte. Es en este terreno que los más recientes lanzamientos de Motorola se ponen a la cabeza con un amplio abanico de opciones, en donde todas las bondades y beneficios de los modelos premium se encuentran completamente al alcance, especialmente su familia moto g

Ejemplos como la gama enfocada al 5G (g200, g71 y g51) o los sorprendentes moto g41 y moto g31 son una prueba contundente de que el regalo perfecto, innovador, completamente seguro y funcional existe, además de no estar peleado con la calidez y expresividad que representa regalar algo acorde con los tiempos presentes y futuros, en donde el smartphone es un signo importante de nuestro día a día.

En el caso de la gama 5G de la familia moto g, estamos hablando también de que el amor se convertirá en mejores fotos, una comunicación enriquecida, además de una velocidad y desempeño sin precedentes, en donde cada registro puede ser único, especial y entrañable. La grabación doble simultánea, las opciones de color directo, así como sus funciones de inteligencia artificial nos permiten fundir nuestros gustos, intereses y emociones con nuestra creatividad, sentido de innovación y toque de personalización individual. 

Además, esta y todas sus demás maravillosas funciones están respaldadas en toda la potencia y soporte técnico que sólo un nombre del calibre de Motorola puede brindar, ahí en donde rendimiento de batería, memoria interna, memoria RAM y procesador hacen posible un mundo inagotable de diversión, bellos momentos y soluciones que hacen más fácil y agradable nuestra vida. Sí, justo como el amor. 

Una de las tendencias recientes gira en torno a que este tipo de obsequios ligados al 14 de febrero vengan en partida doble, en donde tanto quien regala, así como la persona obsequiada mantienen un vínculo mediante el mismo modelo de smartphone, con una diferencia de versión o color, demostrando más que nunca que la suma perfecta es 1+1 es igual a dos enamorados.