Los desafíos mundiales y tecnológicos del último lustro nos han puesto ante la inminente flexibilización, expansión y diversificación de los lugares físicos más estratégicos para el trabajo, la productividad y el rendimiento al interior de los negocios, las tareas diarias y el ecosistema empresarial en general, lo cual también ha incidido de forma importante en los tiempos de atención y cómo los aprovechamos. 

Actualmente, el tiempo y el espacio en el que somos productivos se cruzan y fusionan de forma cada vez más rápida y completa con nuestro hogar y los tiempos de convivencia familiar, descanso y esparcimiento, de tal manera que no es extraño que una junta de último momento esté presente mientras estamos ganándole a nuestro contrincante más acérrimo en los videojuegos, viendo nuestra serie favorita o comiendo mientras atendemos otros pendientes de forma paralela. 

Concentración y administración son las dos claves de la productividad moderna, y muchas veces el estar presentes ante distintas pantallas y ventanas propicia que nuestro tiempo-rango de atención, vital e importante para minimizar al máximo la procrastinación, se ve reducido.  

Sin embargo, esta relativa adversidad ha sido un desafío de la productividad para las marcas más solventes de la tecnología aplicada. Prueba de esto lo tenemos en Ready For de Motorola, plataforma novedosa y expansiva que ha logrado ampliar la experiencia de uso en nuestro teléfono y/o computadora mediante una práctica y sencilla conexión vía cable USB-C para video o un adaptador USB-C a HDMI, transmitiendo así nuestro contenido a una pantalla mucho más grande. 

Gráficos e íconos mucho más definidos, además de la calidad y confort, Ready For no sólo estimula que trabajemos más cómodos y a nuestro estilo, con el plus de no tener que cambiar nuestra manera de trabajar para aprovechar esta plataforma al máximo y permitiendo la navegación utilizando la pantalla del teléfono como si fuera un panel completamente táctil, aprovechando así los gestos sencillos e intuitivos que posee, o bien usarlo como un teclado en pantalla.

Esto además viene a dar un soporte de flexibilidad a la hora de concertar videollamadas, zooms o conferencias interactivas que requieren de especial atención y visibilidad con las demás personas, también nos dan movilidad para poder tener nuestras juntas desde cualquier lugar con conectividad, sin la necesidad de una sala o pantalla especial. 

Sin la necesidad de un software adicional, app especial o configuración en particular, Ready For de Motorola también soluciona el cada vez más exigente espíritu multitask, ya que también es un gran aliado de las horas de juego y diversión, al funcionar como el camino a una proyección más amplia y nítida de nuestros dispositivos. Así, los desafíos gamers y la vida productiva pueden ir avanzando a sus respectivos niveles, sin la necesidad de desaprovechar los tiempos y espacios del día a día. 

Y para quienes la productividad también es cuestión de buen posicionamiento, comodidad y belleza, con la base Ready For nuestras actividades digitales son aún más precisas, ya que este soporte sostiene el teléfono ya sea en modo vertical u horizontal, para lograr una visualización más estable y firme que permitirá no perdernos ni el más mínimo detalle de nuestra película, chat, juego o entrevista, gracias a un ajuste certero, rápido y seguro del ángulo en pantalla, a través de una basa con diseño de bisagra flexible, el cual también se puede montar en un tripié, con un ventilador integrado integrado, el cual mantiene el dispositivo fresco sin saturar los espacios vitales de trabajo

Es importante que además de herramientas que potencian nuestra actividad productiva al máximo, acompañemos ese estar concentrado y usar mejor los tiempos con buenas prácticas y hábitos, entre los que destacan organizar y respetar horarios de trabajo y descanso, así como dejar reposar el tiempo que solemos asomarnos a redes sociales o chats externos dentro del flujo espacio-tiempo en el que trabajamos. En este sentido, Ready For de Motorola también contribuye a poder concentrar nuestras pantallas de forma más clara, visualizando lo importante del día por ubicación jerárquica. 

Además, gracias a Ready For la poderosa cámara posterior de ultra alta resolución de nuestro MOTO tiene un juego mucho más amplio y no sólo el de “la máquina de selfies” que hasta hace poco era; basta con probar cómo su software inteligente registra el movimiento y logra que todos los involucrados permanezcan en el cuadro.

Así, las alarmas, cronómetros, avisos y ventanas innecesarias pueden ocupar una visualización más estratégica, o en segundo plano, sin interrumpir las horas críticas en donde hay que liberar pendientes, frente a esas cosas que pueden esperar y que requieren sí o sí ser las siguientes en la lista. Es momento de ser productivo sin dejar de disfrutar nuestras cosas favoritas de la vida, desde nuestro smartphone.