Cuando llega el momento de elegir un nuevo teléfono móvil, la emoción se dispara y lo natural es pensar en mejorar todo aquello que nos hizo feliz de nuestro modelo pasado: más capacidad, mejor diseño, una cámara superior, velocidad y rendimiento de carga, entre otros aspectos que nos suelen hacer la vida más fácil, alegre, segura y práctica en nuestro día a día. 

Sin embargo, y por fortuna, no todos los usuarios móviles somos iguales, por lo que nuestras necesidades e intereses pueden variar. Y seguro a más de uno nos ha pasado que terminamos con un smartphone incómodo al navegar, complejo para lo que realmente ocupamos, pero sobre todo al que le falta o le sobra. 

Incluso aunque elijamos y nos “casemos” con ciertos hábitos y características asociadas, éstas van evolucionando. Imaginemos que te encanta jugar videojuegos en tu MOTO. Con el paso del tiempo, tu nivel de jugador subirá irremediablemente y necesitarás algo más cómodo y desafiante para continuar saciando tu pasión. Lo mismo pasa con quienes usan hoy en día su teléfono móvil para trabajar, crear y, por supuesto, comunicarse. 

Saber qué tipo de usuario somos irá delimitando mejor el tipo de equipo ideal que requerimos. Y como perderse en el mar de opciones es algo normal y recurrente, Motorola suele poner al alcance distintas herramientas, tests y preguntas puntuales para decidirse de forma certera desde diferentes ámbitos, incluyendo nuestra personalidad, el uso del tiempo libre o la forma en la que nos vemos a nosotros mismos.

Un ejemplo puntual es la familia Moto G de Motorola, una de las más versátiles y poderosas, especialmente para los usuarios que le dan mucho peso a lo visual, les gusta tomar las mejores fotos, pantallas Max Vision para sumergirse en películas, además de un diseño premium y una batería con duración superior. 

Pero eso no es todo. Actualmente, Motorola tiene una gama de modelos en constante evolución, pensando en los nuevos perfiles de usuarios, los cuales son cada vez más dinámicos, híbridos y fascinantes. SEOs de compañías con afición a las redes sociales, pequeños dibujantes profesionales, gamers transatlánticos o periodistas en tiempo real. La familia MOTO está inspirada en nosotros.

Por último, y aunque pareciera un tema menor pero que determinará buena parte de la decisión de compra final de tu smartphone es algo muy sencilla: la única manera de identificar el smartphone perfecto, además de conocer tu perfil de usuario, intereses, presupuesto y necesidades, es pasarla bien, sentirte cómodo y estar convencido de que lo disfrutarás al máximo. 

Recuerda que un MOTO nos hará la vida más sencilla, alegre, segura y conectada, nos ahorrará tiempo, dinero y esfuerzo de nuestras tareas diarias y se convertirá en nuestro aliado tecnológico definitivo. No hay más: si no lo disfrutas de inmediato, ¡ahí no es!