Todos buscamos la foto perfecta, la más increíble o la que mejor atrape esos momentos inolvidables. Dicen por ahí que en movimiento nos vemos mejor, y cuando de fotografías se refiere, la libertad del baile, el deporte o el simple dinamismo de capturar la velocidad ya es en sí mismo un suceso. 

Sin embargo, tomar una foto en movimiento sin que ésta salga borrosa, barrida o indefinida es todo un desafío, especialmente cuando no tenemos una cámara con lente fotográfico profesional. 

Afortunadamente, gracias a la tecnología y el máximo desempeño de una marca como Motorola, hoy podemos lograr tomas realmente fantásticas y precisas, con la ayuda de algunos ajustes y la iluminación correcta. Si el momento está de nuestro lado, lo inmortalizaremos para la posteridad. 

¿Te ha pasado que aunque la función automática de tu MOTO sea capaz de congelar y darnos las mejores imágenes éstas salen movidas?  Si deseas las mejores fotos en movimiento, lo ideal será tener un modelo como el edge 30 pro. Toma en cuenta estos 6 hacks de oro.

1. Ajusta la velocidad de obturación. Normalmente las fotografías suelen hacerse a una velocidad de 1/50 o 1/100, por lo que siempre debemos tener en cuenta lo siguiente: cuanto más aumentemos el número que sigue a la barra, menos tiempo permanecerá abierto el obturador, y por lo tanto más fijos o “congelados” aparecerán los objetos en la imagen. Para lograrlo tenemos que pasar los ajustes de nuestro Moto a modo manual y ajustar esa velocidad, aumentándola por ejemplo hasta 1/250.

2. Consigue el ISO correcto. En la foto, además de nuestro objetivo, existen otros elementos, los cuales pueden hacer de una toma una tarea sencilla o difícil. Ajusta la ISO hasta que la luz que capta la cámara sea la adecuada, tomando en cuenta que los elementos en la imagen no sean demasiados.

3. Haz pruebas de día y de noche. No hay fórmulas pero sí tips para reducir los riesgos de una toma barrida. Cada toma será diferente y nos presenta diversos niveles de dificultad, por lo que si deseas perfeccionar tu técnica entre velocidad y luminosidad tendrás que hacer pruebas y apuntarlas para ver qué salió bien y qué no. La práctica hace al maestro.

4. Utiliza el modo “ráfaga”. Muchas fotos pueden reducir el margen de error durante la duración del movimiento, y eso sólo lo brinda el modo “ráfaga” de nuestro Moto, consiguiendo muchas tomas en poco tiempo gracias a una velocidad de disparo mayor, logrando congelar mejor la acción delante de la cámara. 

5. “Barre” con tu cámara. Supongamos que con tu Moto edge 30 pro quieres capturar a tu hermana pasando velozmente en bicicleta. Si nos quedáramos quietos al momento de la toma, lo más seguro es que el fondo de la imagen se vea nítido pero el objetivo borroso. Por el contrario, si con la cámara de nuestro smartphone hacemos un seguimiento de la trayectoria podremos conseguir el efecto contrario de forma más sencilla (fondo barrido, objetivo congelado), enfocando además el movimiento con una alta velocidad de obturación. Esto elevará la calidad de tus imágenes. 

6. Calibra y limpia antes de hacer una toma. La cámara de nuestro edge 30 pro es de alta calidad, pero se encuentra en una zona en donde el contacto con la intemperie y nuestros dedos no es menor. Una toma con basura, grasa o imperfecciones nos puede arruinar la foto, por lo que nunca olvides ajustar funciones y tener la zona de la cámara libre de obstáculos, manchas o suciedad. Una foto perfecta se previene.