No es ninguna sorpresa que las mamás sean seres increíbles que pueden hacer maravillas con el tiempo ajustado y con muchas cosas por hacer. Hoy, más de una madre lidia con una rutina que pocos de nosotros podemos llevar a cabo: levantarse temprano, hacerse cargo de los niños, trabajar, estudiar y prepararse, convivir y ver una película en Netflix. Una vida sin duda pesada y laboriosa, en donde la energía se pone a prueba día a día. 

Esto sin duda ha desarrollado en las mamás modernas una capacidad de concentración y acción simultánea sin límites, en donde el multitasking les permite hacer diversas actividades simultáneas de forma completa. 

En este sentido, el desarrollo tecnológico ha planteado distintas soluciones pensando en cómo hacerle la vida más sencilla, cómo procurar y honrar ese carácter infatigable a su favor. Ni los electrodomésticos ni la distribución de tareas en casa habían atacado la necesidad de hacer las cosas de forma rápida y segura en tiempo real como tras la llegada del smartphone personalidad. 

Poco a poco, la telefonía celular ha asistido en el día a día de mamá, quien con una foto y una lectura rápida del estado de su bebé, gracias a la app que la conecta con la grabadora en video en tiempo real que está en la habitación, lo cual le permite activar una alarma con el tiempo justo de la pasta al fuego mientras ella ve una de sus clases de posgrado a distancia. Todo al mismo tiempo. 

Sin duda un usuario rudo merece un smartphone a la altura, cosa que hasta hace no mucho parecía impensable, pero con la llegada de modelos como el g100 de Motorola hoy es toda una realidad, gracias en buena medida a su procesador Qualcomm® Snapdragon™ 870, el cual es uno de los primeros smartphones del mundo con una potencia de su calibre sin costar el doble. Esto permite explotar todo el potencial de nuestro teléfono, al poder cambiar de aplicaciones con facilidad gracias a su memoria de 8 GB de nueva generación, en donde además de documentos y fotos de ayuda, también nos deja disfrutar de películas, juegos y música de forma amplia gracias a su almacenamiento de 128 GB.

Velocidad y potencia son los pilares de una madre moderna, que se entrega con amor tanto a ella como a los suyos, gracias a que su smartphone le permite hacer más cosas en el menor tiempo con el máximo de resultados: monitorear información en tiempo real, mantener enlaces audiovisuales en vivo, ver la pantalla de su teléfono en la tv, así como encontrar sendos tutoriales que le ayudan desde cómo crear un nuevo menú o pedir a domicilio si el tiempo apremia, gracias a funciones, atajos y comandos que aterrizan y solventan sus necesidades en un tiempo de respuesta y visualización mayor, esta última potenciada por su hermosa pantalla LTPS de 6.7´´.

La velocidad de última generación del MOTO g100 permite lograr mucho más de lo que hasta hace poco pensábamos imposibles, como descargar videos, conferencias, audios o archivos importantes en en segundos, plantear la mejor ruta para llegar a tiempo y de forma segura, así como cargar contenidos al instante sin preocuparnos por el rendimiento de nuestro smartphones, gracias también a su batería de 5,000 mAh.

El amor de mamá siempre está plasmado en todo lo que ella es, hace y emprende, siendo un ejemplo de fortaleza, energía y sobre todo amor. El amor de una mamá multitasking que hoy tiene un gran aliado, que responde a la altura de su ritmo y entrega.