Pese a todas las dificultades técnicas y financieras que existen actualmente, este año te propusiste comprar ese carro que tanto deseas, hacer ese viaje soñado, montar el negocio del que tanto hablaste en años anteriores, o sencillamente liquidar tus deudas de una vez por todas. 

A diferencia de otros años, habría que hacer un ejercicio de honestidad y aceptar una verdad que siempre está presente pero de la que poca gente habla: cuidar el dinero no es algo precisamente sencillo. Requiere una cultura, orden y disciplina, además de un plan y herramientas concretas para lograrlo, especialmente hoy que el mundo digital nos ha alejado poco a poco de las libretas de apuntes, las chequeras y sobre todo, el dinero en efectivo. 

Más allá del llamado “ahorro marginal”, las cuentas bancarias especializadas o que tengas una firme convicción por administrar mejor tu dinero este año, cuidar nuestras finanzas de forma más poderosa y eficaz hoy es una realidad al alcance de todos desde algunos de los smartphones más sorprendentes y novedosos del mercado.

Un ejemplo claro de una herramienta multitasking a nuestra altura es el moto g31, el cual integra como pocos dispositivos móviles en el mercado, la comodidad, seguridad y funcionalidad para cuidar nuestro dinero desde tres pilares básicos: visibilidad, control y estrategias, ya sea mediante algunas de sus funciones naturales o con apps súper intuitivas que nos ayuden a lograr nuestros objetivos. 

Desde su brillante pantalla Full HD+ de 6.4″ con tecnología OLED, su batería superior de 5000 mAh² y especialmente gracias a su amplia capacidad de almacenamiento de 128 GB³, el moto g31 nos deja agregar hasta 1 TB adicional con una tarjeta microSD, para llevar un registro, operaciones y algunas de las apps financieras más útiles, cada una con distinto propósito, tales como:

1. Mobills, que te auxilia en tener la visualización de tus gastos, ingresos, balances y objetivos de forma clara e intuitiva. 

2. You Need a Budget, para el pago recurrente de deudas o flujos con clientes y proveedores. 

3. Personal Capital, una de las más útiles en temas de buenas prácticas, alarmas, límites y plan para usar mejor nuestro dinero. 

4. Prism, una belleza de app para quienes tenemos gastos recurrentes y queremos ser menos despilfarradores. 

5. Spendee, la cual divide y comparte gastos y responsabilidades financieras con quien tú quieras, haciendo todo más cómodo, claro y sencillo.

Nunca está de más recordar que muchas de las aplicaciones móviles de tu banco hoy permiten que desde tu moto g31 puedas apartar en automático un porcentaje de tu presupuesto, o que programes pagos recurrentes dejando intacto el dinero que tienes destinado para el futuro. 

Esto, sumado a una buena disciplina monetaria que te invite a no gastar más de lo que tienes, y a intentar conservar poco más del 10% de tu ingreso total mensual para tus planes financieros, te harán llegar más rápido a tus metas, en conjunto con tus herramientas digitales y apps móviles. ¿Estás listo para empezar el año con el pie (financiero) correcto?