Los años recientes se han encontrado con el ya de por sí vertiginoso ritmo de la evolución digital, tiempos en donde la economía, el trabajo, la creatividad e incluso ámbitos sumamente íntimos como la salud, las relaciones interpersonales o la funcionalidad de nuestro hogar se encuentran operando gracias a la automatización y la digitalización.