La tecnología está en el centro de nuestras vidas y se ha vuelto aún más esencial a medida que prosperamos en esta próxima realidad. Así como seguimos trabajando desde casa como si volvemos a viajar por el mundo, ahora dependemos más que nunca de la tecnología para mantenernos conectados y entretenidos.