Al contrario de lo que muchos piensan, algunos estudios han demostrado que los video juegos son beneficiosos para tu productividad, pues te ayudan a mejorar habilidades como la atención, la memoria, los idiomas, entre otras.