Todo el mundo lo sabe. Las presentaciones son el nuevo “papel y lápiz” del mundo creativo, escolar, laboral y corporativo. Gráficos, un poco de información, hacer un pitch breve y claro nos ha ahorrado bastantes juntas innecesarias e información no funcional (mucho texto). Esquematizar en equipo frente a la junta directiva, mostrar la estrategia al grupo o transmitir nuestra idea con otros hoy es una práctica recurrente que nos lleva por mejores tiempos, flujos y resultados. 

Sin embargo, los pendientes, los tiempos y las eventualidades en estos escenarios existen y pueden poner en jaque a más de uno. Imagina que olvidaste hacer esa presentación que, aunque breve y puntual, has olvidado hacer. El tiempo apremia y vas en camino, tu computadora se encuentra lejos del alcance y no sabes qué hacer. Tranquilo: respira, abre tu MOTO, y en la app de Google Drive podrás incorporar mediante Google Slides todas las láminas con texto, imágenes y videos, incorporando plantillas y demás elementos para llegar a tiempo. 

Con material escrito y gráfico ya listo previamente, una presentación de cinco o seis slides (o láminas) no debería llevar más de media hora. Esto no debería ser problema con un MOTO potente, rápido y versátil desde todos sus ángulos como el Edge 30 Pro, el cual hace posible maximizar sus increíbles funciones de próxima generación, así como las optimizaciones de desempeño (IA avanzada y frecuencia de actualización superrápida, entre otras), gracias a su potente procesador Snapdragon Gen 1, actualmente el procesador más rápido y potente de la icónica marca Qualcomm.

Y siempre es común que cuando superamos un desafío, lo más probable es que otro más nos esté esperando. En este escenario recurrente de las presentaciones, los pitchs, las juntas con clientes o el estado de resultados frente a la mesa directivas, nos suele traer un regalo no deseado: el proyector no funciona. 

No hay problema, con Ready For, Motorola entra de nuevo al rescate. Expande el contenido de tu MOTO y amplifica todas y cada una de sus funciones, sin importar el fin para el que lo uses: trabajo, juego, presentación, videollamada, proyector, etc. Los límites de tu entretenimiento, creatividad y herramientas de trabajo ahora sólo dependen de tu habilidad al frente.